jueves, 18 de diciembre de 2008

HISTORIA DEL YAMAHA BLASTER

AQUI OS DEJO TODA LA HISTORIA DE BLASTER PARA QUE LA LEAIS,
AUNQUE ES BASTANTE MERECE LA PENA LEERLO Y TAPAR LA BOCA A TODOS AQUELLOS QUE CRITICAN A ESTA MAQUINA DE 2 TIEMPOS QUE YA NO SE FABRICAN.
¡¡¡¡¡CADA DIA ME ALEGRO MAS DE HABERMELO COMPRADO!!!!!


En el año 2003 le llegaba al Yamaha [tag]Blaster[/tag] el turno de la renovación después de una década sin cambios y como referente de la categoría de iniciación. Pese a que las mejoras introducidas en el modelo son mínimas y afectan casi en su totalidad a la estética y a un nuevo sistema de frenos delanteros, el Blaster sigue conservando el espíritu guerrero del que siempre ha hecho gala y promete sensaciones fuertes a todo aquel que quiera pilotarlo. El Blaster sigue siendo un ganador.
No es lo mismo realizar la prueba de un quad en el momento que es una novedad que cuando la competencia ha tomado nota de tus virtudes y defectos para contra-atacar con sus propias armas. Es el caso de este [tag]Yamaha[/tag] Blaster 200 que se renovó con mucho acierto en el año 2003 sobre una base que funcionaba a la perfección.
Eran otros tiempos, en los que [tag]Yamaha[/tag] dominaba con mano de hierro las listas de ventas y cada uno de sus productos acaparaba la atención de los usuarios que buscaban un quad y que encontraba en la marca de los tres diapasones uno u otro modelo con el que satisfacer sus necesidades, parecía que sólo estaba Yamaha. Si querías un depotivo potente, el Raptor era tu quad, si buscabas algo más tranquilo pero rápido y muy fiable, el Warrior se llevaba la palma, si por el contrario preferías un ATV con tracción total y muy buenas maneras entonces el Grizzly era el modelo que le hacia gracia a todo el mundo. ¿Y si buscabas un quad de iniciación?… si buscabas un quad de iniciación, ese sólo tenía un nombre: Blaster.
El Yamaha [tag]Blaster[/tag], además de ser un quad de iniciación por lo pequeño de su cilindrada (200cc) y medidas generales, se convirtió rápidamente en el favorito de muchos porque resultaba una opción ideal para introducirse en el mundo de los quads a un precio asequible. Además, otra de sus virtudes fue la de disponer de un motor tremendamente rabioso que era capaz de poner en aprietos a otros muchos de cilindradas superiores y con mejores características. Sin duda, el Blaster ha marcado historia y como ya hemos comentado, durante mucho tiempo fue líder de ventas de su categoría.El Blaster montaba un pequeño propulsor de 195cc de 2 tiempos con mezcla separada y con arranque a patada que disponía de un depósito de gasolina de 9 litros y un cambio de 6 velocidades que hacían milagros. En el tren delantero se montaban sendos frenos de tambor y amortiguadores convencionales de simple muelle regulables en precarga. En el tren trasero, un monoamortiguador de simple muelle regulable en precarga y un eje rígido con freno de disco completaban la fisonomía de este pequeño invento. A nivel de instrumentación, prácticamente, nada. Así que en el año 2003 por fin llega la ansiada renovación después de casi 10 años sin variaciones aparentes más que las relacionadas con el color y los puntos más flacos del pequeño Blaster se verán corregidos y modificados para seguir siendo líder de ventas por mucho tiempo más.
Sobre la marcha: el [tag]Blaster[/tag] carece de arranque eléctrico pero apenas necesita esfuerzo para ponerse en marcha. El estárter es manual así como la caja de cambios y el embrague. El motor es un viejo conocido y se trata sin duda de un auténtico lobo con piel de cordero. Pese a ser un dos tiempos de cilindrada baja, con pocas revoluciones el pequeño Blaster se antoja pacífico y rutero dentro de unas normalidades en las que no se puede pedir que suba grandes cuestas en marchas largas porque se nos viene abajo y reclama un poco más de alegría propia de este tipo de motores pero si queremos exprimirlo… entonces aparece toda la esencia que ha hecho famoso al Blaster. Desde medio régimen hasta arriba, el Blaster empuja sin fin y te pide una marcha tras otra mientras acelera a toda velocidad. Sus pequeñas dimensiones y su peso contenido ayudan a conseguir una aceleración fulgurante que supera a la de muchos quads de mayores cilindradas dentro de un cambio acertado con una relación bastante corta en la que insertar la sexta marcha se da con bastante facilidad ya que su motor no llega más allá de los 90 kms/h, un dato muy prometedor si tenemos en cuenta el tipo de motor del que estamos hablando.
La parte ciclo sigue siendo uno de los puntos más fuertes del [tag]Blaster[/tag]: en caminos ratoneros es tremendamente ágil y divertido. Es aquí donde el Blaster se muestra más a gusto y donde podrás sacar todo el provecho posible mientras que en las pistas anchas y largas el motor marca sus propios límites sin dejar de tener en cuenta que todo el conjunto también pasa porque el piloto no sea muy grande y se acople bien a sus reducidas dimensiones ya que como hemos comentado antes, medir más de 1,80 mts hacen desaconsejable iniciarse con este quad pues parecerá que llevas un quad infantil.
A nivel de suspensiones el Blaster peca de sencillez y las delanteras sólo son regulables en precarga y condicionan el ritmo de marcha a altas velocidades. Sin embargo, pese a ser un dos tiempos de tracción trasera y con sus limitaciones a simple vista, en sitios delicados como trialeras, un menor peso y tamaño harán que podamos pasar con mayor soltura que con otros quads más granes. Por otro lado, es en los frenos es donde la mejora de Yamaha se deja notar de forma notable.Ahora se produce una frenada mucho más contundente y agradable que detiene al quad en menos metros pese a que los antiguos tambores no funcionaban mal.
Sin embargo, el juego de discos heredados del Raptor le sientan como un guante de seda y le hacen subir muchos puntos cuando hablamos de conducción deportiva o rápida. El freno trasero ahora ya no se tiene tan en cuenta gracias a los delanteros aunque un poco más de mordida no le vendría mal, algo que se soluciona con un simple latiguillo metálico. Otros factores como los neumáticos también condicionan el comportamiento de este quad porque los originales tienen muy poco agarre pero cuentan con un perfil muy alto que ayuda a sortear los baches de mayor altura puesto que de otra forma, el Blaster tiende a tocar con facilidad con las distintas irregularidades que encontremos por el camino. De los muchos detalles que se puedan comentar de este quad, en relación a la altura, cabe mencionar que el protector que monta de disco y corona es de hierro frente a los tradicionales de plástico si bien es cierto que también tiene tendencia a doblarse y malearse en exceso con los impactos que vaya recibiendo.
Curiosamente, con la salida del [tag]Yamaha[/tag] Blaster en el año 2003, se rompió también con el tópico de hacer el vehículo de serie sin mayores extras y Yamaha fabricó toda una serie de accesorios para el pequeño de la saga que satisfacian a los usuarios que querían completar su máquina con elementos propios de la casa, sin tener que recurrir a la industria auxiliar.
Conclusiones: sin duda, pese a que los años no han perdonado y sobre todo, que la competencia ha sido feroz con el que un día fue líder de ventas del sector de iniciación, al [tag]Blaster[/tag] tiene muchos puntos en contra para hacer que te puedas decantar por otros modelos más completos a nivel de equipación o que prefieras un motor de 4 tiempos en lugar de los decadentes 2 tiempos pero hay algo que nunca le podrán arrebatar al Yamaha Blaster 200: su capacidad de diversión. Se trata del quad más divertido y rápido de su categoría de todas todas, factor que compensa de algunas maneras otras carencias como el arranque eléctrico, la ausencia de marcha atrás o equipación extra que poseen otros modelos similares. En la parte negativa, se puede considerar que su tamaño no lo hace apto para todos los públicos y que el motor de 2 tiempos está en clara decadencia frente a los de 4 tiempos aunque la diversión de éste es muy superior si queremos rodar a ritmos rápidos.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

aguante el 2t es lo mejor y mas divertido los 4t ni existen

Mashe! dijo...

hola amigo aun tenes ese blaster? pues si bien es cierto ya no se fabrican por cosas del ambiente! yo aun tengo el mio es modelo 98 y te cuento q lo q dice la historia d sus 90kmph es asi pero d serie..el mio tiene una q otra maldad en el motor y le llega casi a los 120kmph.. es una nave en comparacion a cualquier otro blaster!te cuento tambn q no solo el blaster dejo de salir si no todos los motores 2 tiempos o 2strokes.. peeeero algo nuevo salio al mercado en motores dos tiempos q es lo mejor.. es el yamaha banshee 350cc no se q hizo la yamaha pero tiene una version 2010 de este monstruo q si bien es cierto es el mas rapido de todos, sabes q son practicamenete dos motores.. doble cilindro y todo eso? te cuento q tambn tengo un banshee modelo 2001 y tambn con algunas maldades en el motor pero este si q alcanza los los 160kmph pasaditos es una nave de otro planeta te sorprenderas..

Anónimo dijo...

es la mejor moto ya qe es super divertida y para todos akellos ke dicen ke es una simple motito.no es nada cierto...tiene un motor muy agresivo..y muy basto

Raul dijo...

muy buena esta quad. yo tengo una 2003 y todavia me encanta

EL TIEMPO EN ESPAÑA